Siete semillas: La película de tesis y el conflicto de las adaptaciones

152851Reiniciar. Palabra conocida. Simple. Complicada en práctica, obvia en teoría. Todos en algún punto, con todo nuestro camino recorrido – corto, largo – llegamos muchas veces a la pregunta más importante: ¿Soy feliz? Si te contestas negativa o afirmativamente, alégrate, sabes en qué punto estás. Pero si no tienes una respuesta clara, un simple libro y esta película te pueden ayudar.

El film Siete semillas plantea, más que una historia, una reflexión. Sí, existen novelas de tesis. También teatro de tesis. ¿Por qué no entonces películas de tesis? Pero entonces ¿Cuál es la tesis? Pues la misma que puedes encontrar en La sociedad del cansancio[1]. En los últimos años se ha generado un gran mal producto de la inmediatez de nuestra sociedad: el estrés como forma de vida.

Lo curioso es que la cinta está basada en el conocido libro de David Fischman que lleva el mismo título. Sin embargo, Fischman y Byung- Chul Han plantean el mismo problema. Aunque en el caso de Fischman desde una perspectiva de menos análisis y más  autoconocimiento. ¿Qué nos hace infelices? Con todos nuestros recursos y bienes. La respuesta es simple, el tener todo eso a cambio de algo que no podremos recuperar: tiempo.

Dirigida por Daniel Rodríguez Risco y con la participación de actores conocidos como Gianella Neyra, Marco Zunino, Carlos Alcantara, etc. la película nos plantea una reflexión general desde un autodescubrimiento individual. Un padre y renombrado empresario que es infeliz. Curiosamente porque no es ni buen empresario ni buen padre (ni esposo tampoco).

Desde el ámbito de escenas hay muy poco que discutir, ninguna toma demás, ninguna puntada sin hilo. Alcántara demuestra su desarrollo como actor pues su papel lo lleva a oscilar constantemente entre dos extremos: el Javier Cámara (su personaje) estresado, tenso y siempre a la defensiva, lo cual se demuestra incluso en su desarrollo corporal.  El otro, el Javier Cámara que ha comprendido que ha caído lo suficientemente hondo como para no poder caer más, permitiéndose comprender, analizar y resurgir.

maxresdefault

El cine nacional está en desarrollo, en una evolución. Su público también. Aunque en él un análisis es lo de menos. Porque la gente (me consta) ha ido esperando encontrar una película cómica (porque es Machín, el de pataclaun pues) y, aunque tiene escenas divertidas, risibles, esta historia es, principalmente, un drama en toda su estructura. Las comedia solo acondiciona, salpica la superficie cuyo trasfondo es mostrar el conflicto de una familia disfuncional (buscar definición).

Aunque me cueste admitirlo, fui con cero expectativas, pues me daba la impresión de que la cinta sería un remake de mil palabras (2012) protagonizada por Eddie Murphy. Entre ambas existe una sutil diferencia. Siete semillas es un drama con gags y guiños cómicos. Mil palabras es más una comedia que un drama. Quizá por eso me quedo, hablando de la finalidad, con la cinta peruana.

Lamentablemente una película con historia adecuada no es suficiente. Más aún si  se trata de la adaptación de un libro (gran problema para muchas películas hoy en día: restringirse al texto o modificarlo para generar expectativa en el público). A lo mejor por la extensión de la historia (condensada en la cinta). Por la finalidad reflexiva. Por ese intento de transmitir cabalmente el contenido es que Siete semillas no logra mostrarnos una profundidad (complejidad) a la altura del séptimo arte.

Su estructura plantea lo adecuado, nos entrega el contenido, pero no logra calar ni interiorizar en el público promedio (pendiente a la anécdota, no al mensaje). Se queda en el terreno medio, en la tibieza de un desarrollo ambicioso que potencialmente pudo ser más osado, más arriesgado, pero que se conforma con la casual aceptación de la mayoría. Creo que si al menos tres de cada diez espectadores pudieron reflexionar un poco valió el esfuerzo, la buena producción, las agradables tomas, escenas y  encuadres. Por lo que a mí respecta puedo estar tranquilo. Entendí el mensaje. La pregunta ahora es ¿Lo entendiste tú?

373637_266074

___________________________________

[1] Libro de Byung- Chul Han publicado por la editorial Herder en 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s