La La Land: el viaje a un rincón del corazón

lalalandelviajeaunrincondelcorazon2Al final el arte expresa. Lo interesante es que, a veces, no se pueda expresar. La La Land (2016) la película estrenada recientemente en la cartelera nacional es así. Una experiencia, un viaje. Difícil de compartir para el que no identifica la sensación. Y porque cada sensación es distinta, pero, la sensación en sí misma, es el punto en cuestión aquí.

El film de Damien Chazelle, autor también de la aclamada Whiplash (204), brilla por sí solo gracias a las actuaciones de Ryan Gosling, Emma Stone y a la exquisita música compuesta por Justin Hurwitz. Como en la cinta del 2014 los parámetros son cercanos: la música, el éxito, las vicisitudes amorosas; se marcan claramente. Pero aquí vemos todo bajo la propuesta de una cinta musical: muy vital, colorida y energizante.

LA LA LAND: ALCANZANDO LAS ESTRELLAS

Lo curioso es que – en cuanto a composición, estructura –estamos ante un híbrido, que expone el pasado desde el hoy: un añorante Hollywood clásico visto a través de la visión posmoderna del arte. O como dice por ahí un personaje, el progreso que evidencia la lucha entre “la revolución y la tradición”. Aunque en este caso más que lucha hay simbiosis, osmosis. Que termina resultando en la cinta musical explosiva,  románticamente oscura  y más nominada de los últimos años: 14 nominaciones de la academia, y ya ha venido de ganar en los Globos de oro.

El título ciertamente es soberbio. Puede tener una diversidad de explicaciones o incluso, lalalandelviajeaunrincondelcorazon4puede atender a todas ellas en simultáneo. La la (onomatopeyas referidas al acto de entonar una canción, en clara correspondencia al género de la cinta). Land en referencia clara al espacio recreado: la ciudad. Podría ser también en alusión a las siglas de la ciudad en cuestión Los Angeles (espacio donde se encuentra Hollywood): LA y su clara referencia a ser la ciudad de los sueños (debido a la creación de innumerables éxitos cinematográficos desde los inicios de la industria). Motivo más, motivos menos. El nombre le va perfecto.

Si bien hay algunas tendencias repetitivas en el trabajo de Chazelle (¿temáticas/ tópicos?), a diferencia de Whiplash lo que tenemos en La La Land es un homenaje nostálgico, con una fuerte connotación hacia el romance (uno bastante posmoderno), muy desenvuelto en la realidad actual. Con un desarrollo técnico fascinante: travellings, planos secuencia, cuadros y escenas muy bien trabajadas (a nivel de luz, color y vitalidad), la película mantiene un estilo que reactualiza con dulzura melancólica, la cual va generándose luego de la vitalidad inicial del film, el género al que gratamente se adhiere.

lalalandelviajeaunrincondelcorazon6A pesar de las apariencias (pues es inevitable dejarse llevar por la sensación que propone y transporta), es una película compleja, quizá no en su composición superficial (que por cierto evidencia un gran trabajo y prolijidad), pero si en su contenido. Y aquí, la trama, se puede leer de múltiples maneras. Como una clásica historia de amor. Como una propuesta siniestra que elige el “triunfo” individual sobre el amor. Como el aprendizaje y el desarrollo de alguien gracias a la perspectiva de otro: ese alguien que siempre aparece para moldearnos, para generarnos cambios (gustos, perspectivas, experiencias).

Cada uno puede escoger la comprensión del drama amoroso que se desee. Yo prefiero quedarme con el último (más esperanzador y acorde con la vital, triste, certera conducción de la historia) Aun así, termina resultando bastante difícil escribir un aproximado al mundo que nos retrata Challeze en La La Land cuando las palabras faltan. Sin duda, la cinta atrapa con su magia, y vaya que la tiene en abundancia.

Para terminar, las actuaciones de Emma Stone y Ryan Gosling no solo son soberbias, sino selalalandelviajeaunrincondelcorazon8 complementan y contraponen desde la fibra más íntima de sus personajes. Un soñador que ejecuta solo en palabras y visiones del futuro su idílico sueño. Una joven frustrada por el intento de conseguir triunfar en el complicado mundo de la actuación. Se encuentra, se atraen, se influencian, se complementan, se enseñan. La joven Mia (Emma) termina adquiriendo las visiones deslumbrantes y poderosas del galán Sebastian (Ryan) y, él, se influencia de la concreta y realista visión que desarrolla inicialmente su acompañante. Se enriquecen, haciéndose más definidos a medida que su romance se desarrolla, y el aprendizaje obtenido de su unión amorosa se configura como el espacio ideal. Para la realización de sus sueños (marcado por el desenlace final al son de la conmovedora tonada de “city of stars”.

Emocionante, agridulce, a ratos sentimentalmente realista, llena de guiños a clásicos del cine y estilos que definieron el séptimo arte, La La Land se instaura con una clara idea: la visión de Chazelle hace capaz de converger espacios, sensaciones, e ideas a simple vista opuestas y poco dispuestas. Un mundo que habla de sueños, pero también de belleza en la expresión, de la sutil percepción de que los que nos define no es lo que hemos sido, sino aquello en lo que nos vamos convirtiendo entre los encuentros irremediables, casuales que la vida nos entrega. Simplemente, imperdible.

Lo mejor: El brillo, delicadeza y profunda melancolía de sus escenas contrasta con la gracia y el color de algunos de sus musicales. Una química profunda entre los protagonistas. Una cámara que toma magistralmente cada aspecto (en secciones o tomas completas). El humor serio de algunas escenas.

Lo peor: Visto desde un plano mayor, el mundo representado en la cinta queda un poco restringido al destino de los protagonistas (pero esto a nivel narrativo y contextual). Aunque se supera con el ritmo, las actuaciones y las ingeniosa presentación y fusión de escenas o pasajes influenciados por célebres cintas.

Lo curioso: La película empieza con un inicio bastante fuerte e impactante (algo abrupto para algunos quizá). Secuencia que se filmó en dos días. La mayoría de escenas iniciales de la pareja (pueden notarse por la falta de cortes) están hechas con puntillismo y el plano secuencia (reto que salió admirablemente adelante).

lalalandelviajeaunrincondelcorazon7

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s