50 sombras más oscuras: expectativa- realidad

¿Definición? Película de transición. Nada trascendente, emocionante. Nada. Así es como me parece la segunda entrega cinematográfica de esta historia protagonizada por Dakota Johnson (Ana) y Jamie Dornan (Grey): 50 sombras más oscuras (2017). Es increíble que sea una de las cintas más esperada del mes. Esperada, quizá,  debido a las grandes ventas que fomentan los libros de E.L. James. Pero grandes ventas no es igual a gran valor. Para muestra un botón.

cincuentasombrasmasoscurascriticacinentremeses2Esta historia continúa la línea de su antecesora: 50 sombras de Grey (2015). Un romance estereotipado (por la línea básica de la historia y la presencia de rasgos que refuerzan ambos sexos) que habla sobre el tormentoso romance entre Cristhian Grey, millonario ostentoso y de gusto excéntrico; y la inocente, siempre inexperta Anastasia Steele.  Resumiendo, podríamos decir que el título no va acorde con lo expuesto: no hay nada de oscuro en la película(al menos en todo el sentido de la palabra), pues la exposición de la psicología de Grey y los problemas generados por el pasado del millonario son lo más lúgubre que tenemos en los 120 minutos del film.

Recuerdo a una prima mía presentándome el libro allá por el 2012. Leí dos hojas y lo dejé. No suelo dejar libros a medio leer. Más aún si son recomendados o sé que valdrán la pena. Siempre termino lo que empiezo. En ese momento no sabía cómo exponerle a mi adolescente acompañante los puntos negativos (al menos de manera práctica y simple), solo atiné a decir que no estaba bien escrito. Hoy, viendo esta cinta, creo que hay infinidad de razones por las cuales no pasé las dos hojas. Sobre todo porque se dice que esta segunda entrega está exclusivamente ceñida al texto original.

¿ANTAGONISTA SIN ANTAGONISMO?

El canadiense Eric Johnson interpreta, en esta secuela, el papel de Jack Hyde: el “antagonista” parcial de la historia. Sí, va entre comillas al igual que los antagonismos de Kim Basinger (pervertidora del joven Grey) y Bella Heathcote (la ex sumisa y amante del millonario). Entre comillas porque la definición les queda grande (no a los actores, si a los personajes).

Las películas tienen algo hermoso: son dinámicas. Porque presentan confrontaciones de cincuentasombrasmasoscurascriticacinentremeses5toda índole (por separado o en simultaneo). La forma más sencilla de realizar confrontaciones es exponiendo obstáculos que explican la psicología, motivaciones y temores de los personajes (de manera breve y sutil).  Y un obstáculo permanente, con mucho carisma (más que el del protagonista en algunos casos), alguien que ayude a “evolucionar” al personaje central, eso es lo que define al antagonista.

Ni los papeles de Hyde, Kim o Bella presentan eso. Al menos no de modo constante o duradero dentro de la cinta. ¿Explicación? Tendrán mayor relevancia y protagonismo en las entregas siguientes (esta idea es un salto de fe: porque de otra forma no me puedo explicar su nada relevante aparición). Preferible tener un solo opositor, colosal, que genere inestabilidad en todos los aspectos posibles a tener un editor en jefe lascivo que rápidamente presenta sus intenciones y dos mujeres desorientadas sobre cómo ser opositoras directas de Anastasia.

Su confrontación es tan rápida, directa, sutil y poco trascendente que parece un mal chiste.

¿ALGUIEN ME EXPLICA?

Esta crítica ha demorado principalmente por intentar analizar cabalmente esta parte. Que se entienda claramente. No estoy en contra de las cintas con trasfondo erótico. Hay una gran cantidad de ellas desarrolladas antes de 50 sombras, y todas tienen cosas muy bien logradas. Estoy en contra de usar el contexto de lo erótico (y la “develación” – si se puede llamar así – el mundo del BDSM) de manera tan superficial. Restringiéndolo a un pretexto en donde lo que más destaca sean los actores o la toma.

¿Qué es lo pasa con la historia? La minúscula trama narrativa es uno de los puntos débiles. Al ser desarrollada similar al texto original se ven los problemas. Una cinta presenta muchas referencias simbólicas en cada encuadre, en cada aspecto visual. El texto de 50 sombras presenta principalmente descripciones (explicitas sobre todo) lo cual se ve reducido drásticamente por el hecho de que lo más desarrollado en un film, aunque no sea lo más profundo o relevante, son acciones.

cincuentasombrasmasoscurascriticacinentremeses3¿Qué tenemos entonces? Escenas de “conflicto” y pequeños gags de parte de los protagonistas, miradas comprometedoras, enfoques y planos de ambos en modo seductor sumados a un uso regular del sexo con herramientas o juguetes. En este punto el uso del fondo musical (calderón) es una buena adición, aunque en todas las escenas de este tipo aparece indiscutiblemente, generando una atmósfera algo ligera para la escena más erótica.

Hay cosas que terminan sobrando un poco: los antagonistas, las largas escenas de silencio y que evidencian el sofisticado escenario, la fotografía y el vestuario (aunque esto se explica porque de haberse reducido la cinta hubiera perdido poder visual).

En fin, 50 sombras más oscuras es un film de transición. Que continúa desarrollando el romance entre los protagonistas: su intento por superar los obstáculos y mantener firme aquel amor. Con una dosis de erotismo. Con espacios bellísimos y lujosos, una trama bastante concisa y breve (extraño para los 120 minutos que dura), una tendencia a los diálogos triviales y un afán predominante por complacer a los fanáticos adeptos del libro en esta aventura dentro del arte del cine.

Lo bueno: A nivel visual está a la altura de una producción tan esperada. En vestuario, escenario y fotografía tampoco tiene pierde. Me quedo con la escena de la ducha (precisa con el acompañamiento musical).

Lo malo: el poco argumento: su falta de profundidad y la secuencia que sigue hace que se note su linealidad. Los antagonistas (y como son removidos de la historia). “Final abierto y misterioso”.

Lo curioso: Para los interesados hay más cintas de esta índole: Nymphomaniac (la más conocida), la cinta de Kubrick: ojos bien cerrados (con dos iconos de Hollywood), Átame de Almodovar (participa Antonio Banderas) y la maravillosa Lunas de hiel de Polanski.

cincuentasombrasmasoscurascriticacinentremeses4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s