El rey Arturo, la leyenda de excalibur: sobre ausencias y potencias

criticaelreyarturocinentremesesEs interesante ver como las leyendas se expanden en el arte. Manifestaciones que surgen en relatos antiguos, populares pasan de la oralidad a la escritura hasta constituir todo un canon y, desde ahí, bifurcarse en cientos de formas diversas de expresiones o creencias. Un personaje legendario como Gilgamesh puede iniciar como una de las epopeyas más antiguas hasta consolidarse, a través de los años, apareciendo y reactualizándose en videojuegos o animes. Sin embargo, esta vez, el turno es para un personaje mucho más icónico. Uno de los caballeros medievales más populares de todos los tiempos, El rey Arturo: la leyenda de excalibur (2017).

ENTRE EL CINE Y LA LITERATURA

Cierto es que la cinta cumple con parámetros bastante fidedignos de las diversas historias respecto al caballero de la mesa redonda. La mención de personajes como Merlín, Morgana, la famosísima espada excalibur, la ciudad de Camelot, el malvado Mordred y su el padre de Arturo: Pendragon, etc. Sin embargo, es una tarea exorbitante intentar resumir siglos de historias populares, de leyendas diversas que se expanden creando múltiples formas sobre sus hazañas – algo muy común si se toma en cuenta su popularidad y su forma de origen. Por eso, no es de sorprender que resulte difícil desarrollar de manera completa a un personaje con tantas historias o tan diversas facetas en 130 minutos de efectos visuales y juegos de cámara.

La cinta dirigida por Guy Ritchie y protagonizada por Charlie Hunnam, Jude Law, Eric Bana, Dijimon Hounsou, Astrid Bergès-Frisbey entre otros actores célebres es unacriticaelreyarturocinentremeses5 pieza sin igual por su ambición. Desafíos aparte la cinta intenta presentar cohesionadamente todo el paraje constituido a través de las “sagas artúricas” dentro de sus escenas. Lamentablemente, a nivel informativo, la cinta solo recoge anécdotas superficiales y no logra presentar sus profundidades – al menos no de manera completa. El motivo es evidente: la típica historia de acción y fantasía puede desarrollarse de manera simple. Pero no con un personaje tan condensado como Arturo.

Por ese motivo a nivel argumental o de trama, la cinta es bastante reducida, es más, las escenas que se encargan de mostrar su evolución como individuo (y personaje) son agilizadas efectivamente dentro del film, probablemente debido a la intención de reducir el tiempo de la cinta. El único inconveniente es que sin eso, ¿qué nos queda? Una cinta que se concentra en el conflicto principal, bastante directo y lineal, en su desarrollo que resuelve, ejecuta, sistemáticamente todos los condicionantes de una típica historia más de acción y donde el protagonista es opuesto al antagonista en formato cliché.

UN PODER SIN DIRECCIÓN

criticaelreyarturocinentremeses1Las incursiones creativas en su lenguaje cinematográfico son originales pero Guy Ritchie utiliza el medio, la herramienta, como la intención final de su cinta. Lo principal del relato desaparece ante la magía audiovisual. Al colosal inicio de caracteres mágicos se le suman escenas con diversas afectaciones posmodernas o propias más de un personaje cinematográfico, olvidando el pasado literario y popular del protagónico. La escena final a modo de videogame es también una curiosa adición.

Asuntos aparte, a nivel visual, los espacios, escenarios recreados y la distribución, los juegos de cámara, los cortes rápidos y lentos dan una buena sensación en los momentos precisos. Pero para disfrutarlos hay que olvidarnos un poco del icónico personaje que representa la cinta y concentrarnos en el desarrollo sin buscarle mucho sentido, apreciar toda la exposición de todos los recursos de los que hace uso su director, la producción y los guionistas. A nivel cinematográfico tiene buenos resultados aunque quizá no los esperados dentro de la crítica. Quien espere una tendencia orientada al clasicismo pues cambie su punto de vista ( basta sino mencionar la música de fondo completamente alejada del tipo de escenario que representa en varias escenas).

criticaelreyarturocinentremeses4

Así, el rey Arturo: la leyenda de excalibur es una cinta media, con aciertos a nivel audiovisual, propuesta con originalidad de enfoque y de recursos. Pero cuya trama o conflicto quedan entre una mezcla de momentos cliché de varias películas memorables de la industria del cine y  una tendencia new era, alejada del clásico personaje británico, que se concentra más en una versión reactualizada y cinematográfica, solo usable para términos artísticos. Eufemísticos. Quitando del medio, siglos de colosales e informativas historias populares que han aportado diversos matices al mítico rey de Bretaña. Veamos cómo le va en la cartelera.

Lo bueno: las innovaciones gráficas y los juegos de cámara le dan la sensación de videogame o dinámicas diversas.

Lo malo: Si nos concentramos solo en el desarrollo argumental pues la verdad la historia es bastante reducida.

Lo curioso: El director tiene como próximo proyecto la aparición de Aladin, en la pantalla grande.

criticaelreyarturocinentremeses2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s