Gags

Para los conocedores de mangas o comics el término gag les parecerá común. En este tipo de historietas (estoy usando la palabra de manera muy amplia y general), el gag es un chiste corto que puede ser realizado a través del dialogo o de gestos.

Esta herramienta se puede usar en un número casi infinito de circunstancias e independientemente del género que se trabaje puede ser muy útil. Algunas veces puede servir como disipadora de tensión, otras como contrapunto para las escenas o el desarrollo de los acontecimientos.

El gag es, por obvias razones, el elemento más utilizado en los films de comedia o de comedia romántica, aunque también los vemos en películas de terror, ciencia ficción o fantasía (en este último caso: Miss Peregrine tiene escenas con uso del gag).goergedelaselva-05

Una película ampliamente conocida es  Gigolo por accidente, donde podemos ver claramente el uso constante de esta técnica, pero caracterizado en diálogos y personajes (el gigoló Bigalow encarna la mayoría de escenas). Otra cinta recordada es George de la selva, donde adicionándose al uso del gag en personajes tenemos la aparición del narrador, cuya voz se opone por momentos a los actores, generando así dinamismo y desarrollo.

Grandes películas del cine han tenido el uso pertinente del gag para desarrollar de manera más enternecedora, fresca y natural su historia: La vida es bella es un gran ejemplo, no solo por su uso de diálogos amenos, sino por la gestualidad de su protagonista. El cine mudo también tiene amplias referencias en cuanto a gags. Sin embargo, también es cierto que el uso desmesurado o la impertinencia de las mismas pueden generar en el espectador la incomprensión del género del film, haciendo que crea que una película de terror u otro género es en realidad una comedia.

image1737-thumb
Roberto Benigni en un gag enternecedor

Por eso, el gag, elemento que está precedido del desarrollo normal de los acontecimientos: normalización; es una herramienta formidable para utilizar en cualquier ámbito cinematográfico. Siempre que se entienda que es un recurso y no el elemento fundamental de la cinta, permitiendo así el conocido uso del dicho popular “está bien culantro, pero nunca tanto”.