Normalización

Aquí, el nombre lo dice todo. Hay principios básicos en todas las películas. Las de terror tienen escenas terroríficas y de suspenso cada cierto tiempo. En comedia encontramos gags o momentos divertidos en una gran cantidad de tomas. Los films de acción presentan la inevitable necesidad de destruir todo a su paso, ocasionando explosiones, derrumbes, autos que salen volando, etc.

En todo ello, la normalización es el momento anexado. El momento consecuente. Ridículo. Pero necesario. En las películas jamás se puede mantener la tensión, la risa, ni las escenas violentas y de enfrentamiento durante todo el tiempo. Eso es obvio. La normalización es definida por su carácter autoconclusivo, mejor dicho, ayuda a generar el cierre de un momento elevado.

Es decir, a toda escena cómica le sigue una normalización. A una escena de terror o de enfrentamiento también. ¿Por qué? Sencillo. La cinta tiene que seguir generando desarrollo y para eso no puede desenvolverse si solo se concentra en las características y rasgos que definen a su género.

Vamos, que no es muy raro. En realidad todas las cintas desarrollan este proceso de normalización entre escenas.

  • Escena graciosa                                    ↔         normalización
  • Escena de suspenso                            ↔         normalización
  • Destrucción o enfrentamiento        ↔         normalización

Ten en cuenta que en el caso, principalmente, de las películas de acción, las escenas de normalización se desarrollan de manera posterior al enfrentamiento, siempre y cuando dicho acontecimiento no sea el central o final. Pues obviamente en el enfrentamiento final (donde está la mayor cantidad de acción y, por consiguiente, de destrucción) sería absurdo introducirlas. Pues para que este punto de clímax llegue la película ya ha hecho su recorrido generando la tensión indispensable para el momento más importante.

Sin embargo, la normalización se da luego del clímax de la mayoría de películas, para poder dar un buen cierre a la cinta. Por cierto, esto no tiene nada que ver con los finales redondos de algunas grandes películas o las escenas posteriores (epílogos) que hoy en día se están acostumbrando cada vez más y más a aparecer.

En este asunto, tanto la escena que define al género como la que normaliza el desarrollo de los acontecimientos son importantes. Por eso, algo que siempre debes recordar es que: cada escena cumple una determinada función en el desarrollo de la historia de un personaje.

    hqdefault                     4e2

Anuncios