Plot Point (punto de quiebre)

Piensa en una película. Ahora piensa en las características (físicas y psicológicas) del protagonista. Compara al personaje del inicio de la película con el del final. ¿Cambió en algo? Obvio que sí. Este desarrollo es el más sencillo dentro de una cinta y tiene que ver, principalmente, con que toda historia cuenta un conjunto de acontecimientos que desarrollan nuevas experiencias en el (los) personaje (s).

Un plot point o punto de quiebre es el elemento indispensable en toda realización cinematográfica. No importa el género, la extensión, el director. No importa si es cine comercial o no. Menos interesa si la película que vemos es un remake o la adaptación de un libro (en este último caso suele haber por este motivo ciertos cambios con respecto a la historia original, motivo por el que mucha gente se queja de las adaptaciones).

Entonces, definamos el plot point como el hecho (el más resaltante de todos) que cambia la suerte del personaje, que lo condiciona para nuevas experiencias y acontecimientos.  Es la escena que abre una nueva línea de desarrollo para la cinta y los personajes que se encuentran en ella.

Ahora, al igual que una novela o un cuento, el desarrollo de una película pasa por tres estados (algo así como inicio nudo y desenlace). La primera parte: presentación, nos desarrolla a los personajes, sus vínculos, motivaciones, deseos y preocupaciones. La segunda: el conflicto, presenta el desarrollo de los obstáculos que generarán todas las decisiones y acciones a realizarse durante el resto de la película. La resolución (última parte) nos indica si el protagonista logrará superar y obtener lo que anhela o si fracasará. También nos presenta la solución de pequeños acontecimientos de menor importancia que acompañan al problema central (a veces debido a cuestiones de tiempo no todos los “cabos sueltos” son resueltos).

En esta estructura de tres partes, tenemos dos momentos generadores de desarrollo. Es decir, dos plot points. El primero aparece al final de la presentación y generará la aparición del conflicto. El siguiente se da casi al finalizar el conflicto dando paso a la resolución.

Estos puntos de quiebre pueden ser presentados de miles de formas, desde los más clichés hasta las más originales: la muerte de algún familiar o ser querido para el protagonista suele ser muy usada (La boca del lobo, El precio del mañana, etc). Su formato dependerá también del tipo de cinta que se esté desarrollando.

Sin más pasemos a la práctica. Si quieres algo más ilustrativo y que te permita reconocerlos al ver una película. A continuación tienes la sección: ¿Cómo reconocer un plot point?

Anuncios